El pilates es un método de entrenamiento en el que se trabaja cuerpo y mente, aporta fuerza y flexibilidad y mejora el equilibrio y la estabilidad.

Para obtener beneficios del pilates, como de cualquier otra actividad física, es importante ser persistente en el tiempo y no desanimarse si un día no sale tan bien como en días anteriores. Incorporarlo a tu rutina diaria te permitirá obtener mejoras a largo plazo.

Además, recuerda que cada vez se fomentan más este tipo de actividades en asociaciones de pacientes y con profesionales especializados en Esclerosis Múltiple, por lo que no dejes de consultarles. Así no solo te beneficiarás del pilates, sino que también tendrás la oportunidad de conocer y compartir experiencias con otras personas con EM.

Antes de comenzar:

  • Consulta con tu neurólogo si el pilates es adecuado para ti.
  • Los ejercicios que verás son orientativos. Será necesario adaptarlos a tu situación particular.
  • No debe aparecer dolor en ningún momento. Si aparece, detén el ejercicio.
  • Escucha a tu cuerpo y toma descansos cuando necesites.
  • Si tienes problemas de termorregulación, vigila que la temperatura de la habitación sea la adecuada para ti.
  • Si tienes espasticidad moderada-severa, consulta con tu fisioterapeuta qué tipo de ejercicios están más indicados en tu caso.
¡Comenzamos!

 

 

Encontrarás un nuevo vídeo cada 15 días, ¡no dejes de visitarnos!

Puntúa esta publicación