En este vídeo, aprenderemos la posición del gato y aunque se inicie en cuatro apoyos, no te preocupes si no puedes aguantar esta postura, también te enseñamos como adaptarlo para que puedas realizar este ejercicio sentado en una silla o incluso de pie. Durante el ejercicio, recuerda acompasar la respiración y mantener apretada abdominal para que no sufra la zona lumbar.

¡Comenzamos!

Ver más vídeos

Puntúa esta publicación