Campeones por la Esclerosis Múltiple es una iniciativa puesta en marcha por Esclerosis Múltiple España para animar a que todas las personas que tengan en mente un reto o un desafío puedan hacerlo con un fin solidario: impulsar la investigación. El año pasado Anabel Duque, quien vive con Esclerosis Múltiple desde hace nueve años, se convirtió en una Campeona por la Esclerosis Múltiple y lanzó su reto ‘5 San Silvestres por la EM’ que le llevó a completar las carreras de Alcorcón (16 de diciembre), Jarama (24 de diciembre), Móstoles (28 de diciembre), Getafe y Vallecas (31 de diciembre). Anabel anima a todas las personas a hacer actividad física, pues para ella supuso “un punto de inflexión” en su vida”, y además “ser parte de algo muy grande: ¡encontrar la cura de la Esclerosis Múltiple!”

 Hace nueve años recibiste el diagnóstico de Esclerosis Múltiple, ¿decidiste empezar a hacer ejercicio desde aquel momento? ¿Qué te llevó a hacer actividad física?

No empecé a hacer ejercicio desde el diagnóstico, la verdad es que al principio era como si no fuese conmigo la cosa y no me cuidaba en absoluto. Nunca había hecho deporte y no me llamaba la atención, aunque en cada consulta me decían que tenía que hacerlo. Hace como cinco años decidí ser “más sana” y dejé de fumar; entonces mi hermano pequeño me habló de una carrera que había para recaudar fondos para la Esclerosis Multiple (Corre por la EM) y me animó a apuntarme. Es ahí cuando empecé a correr, más que nada porque quería hacer bien esos 2.300 metros que, por aquel entonces, para mi eran larguíiiiiisimos. Me encantó la carrera y me empujó a seguir corriendo. Allí empezó todo: después vinieron muchas carreras y distancias más largas.

Antes de comenzar uno de tus retos señalaste que el running ha cambiado tu vida, ¿de qué forma notas que la actividad física influye en ti? ¿Recomendarías a que otras personas con Esclerosis Múltiple realizasen actividad física?

Pues sí, el running ha marcado un punto de inflexión en mi vida. Empecé a cuidarme, quería mejorar y correr más y más rápido. Así que empecé también a cuidar mi dieta y mis horas de descanso: empecé a llevar una vida muy ordenada y mi cuerpo lo notó, ya que disminuyeron la fatiga, los dolores, la rigidez muscular…. ¡el ánimo! Me encontraba fenomenal en general. Se lo recomiendo a todo el mundo, pero en especial a los pacientes de Esclerosis Múltiple principalmente porque reduce mucho la fatiga. Aunque entiendo que el ponerse a hacer deporte mientras la sufres ya es un grandísimo esfuerzo, pero merece la pena. Mejoras la movilidad y puede que hasta frenes un poquito el avance de la enfermedad, aunque evidentemente no hace milagros. Yo creo que puede mejorar la calidad de vida de muchos pacientes: ya solo el hecho de meterte un chute de endorfinas te hace mejorar el estado de ánimo, que en nosotros es una montaña rusa.

El año pasado decidiste llevar a cabo el reto de correr 5 San Silvestres por la investigación de la Esclerosis Múltiple a través de ‘Campeones por la EM’, ¿cuál fue tu motivación para sumarte a esta iniciativa?

El reto fue una verdadera locura. Resulta que en 2017, tras comenzar un tratamiento, me tocó estar un mes en silla de ruedas y lo pasé francamente mal. Se me juntó con un brote y la recuperación fue muy dura. En octubre de 2018 me tocaba la segunda parte del tratamiento y no esperaba que fuera mucho mejor que la primera, pero me equivoqué. En un par de semanas estaba entrenando, no con la misma fuerza ni intensidad, pero ahí estaba; y como me encontraba tan bien recién salida del hospital pensé que había que celebrarlo. No sé cómo cayó en mis manos la información de ‘Campeones por la EM’, pero lo hizo en el momento perfecto, ya que solo tuve que darle vueltas durante 45 minutos y ya estaba apuntada: el reto había tomado forma. Necesitaba agradecer de alguna manera el hecho de que esta vez hubiera salido todo tan bien, lo que no esperaba era la respuesta tan abrumadora que tuvo el reto.

¿De que forma influyó el apoyo que recibiste de parte de familiares y amigos a la hora de cumplir este reto?

La verdad es que tanto familiares como amigos siempre me han apoyado y ayudado en todo lo que han podido, pero esta vez fue increíble. Creo recordar que en menos de una semana ya había conseguido la cantidad que me había propuesto y que al final del reto se había doblado. Cada vez que entraba en vuestra web veía como la cantidad había subido. Por supuesto di las gracias personalmente a todas y cada una de las personas que hicieron donaciones. Cuando llegó diciembre vi como mis amigos se habían movilizado para que no hiciese ninguna de esas carreras sola, así que me sentí muy arropada en todo momento. Recuerdo con cariño cada una de esas carreras, fue muy divertido correr todos en grupo y nuestras entradas a meta eran geniales. Resumiendo, entre todos me dieron la fuerza necesaria para cumplir el reto, ya que físicamente no estaba como esperaba. Pero ellos me dieron ese chute de energía que me faltaba.

¿Cómo animarías a las personas a unirse a Campeones por la EM y realizar un reto solidario en favor de la investigación de la Esclerosis Múltiple?

Animo a todos a cumplir sueños, a ponerse a prueba cada día y, ¿qué mejor manera que hacerlo por una buena causa? Al unirme a Campeones por la EM emprendí una nueva batalla contra la enfermedad. Me obligué a superarme ya que, viendo la respuesta de la gente, tenía que estar a la altura, tenía que conseguirlo; creo que ahí está el secreto. Tú puedes proponerte cualquier reto, pero si encima ves que la gente apoya tu causa, es como si se lo debieras y tienes que conseguirlo. Además de por las donaciones para la investigación, que es algo importantísimo, ya que donando cualquiera puede ser parte de algo muy grande: ¡encontrar la cura de la Esclerosis Multiple! Aparte creo que se anima a las personas con EM a superarse a sí mismos cada día, a que cada uno vaya cumpliendo su reto diario personal. Esta campaña es fantástica la mires por donde la mires.

 

 

Puntúa esta publicación