Hoy en EMFORMA os presentamos un tipo de fisioterapia que, aunque puede ser algo menos conocida para la población general, puede ser muy beneficiosa para las personas con Esclerosis Múltiple (EM): hablamos de la fisioterapia respiratoria. Su práctica regular aporta múltiples beneficios, tales como mejorar la capacidad ventilatoria, favorecer la relajación y reducir la sensación de disnea.

Como en todos los ejercicios, es recomendable que un fisioterapeuta valore previamente a la persona para que pueda facilitarle recomendaciones específicas en función de su situación particular.

Por último, resaltar que aunque la fisioterapia respiratoria en general es muy beneficiosa para las personas con EM, en casos de enfermedad aguda o en personas con COVID-19, es necesario que un fisioterapeuta experto en el campo sea el que dirija y planifique las sesiones de rehabilitación respiratoria, adaptándolo a cada caso particular para poder cumplir con los objetivos que se propongan de manera segura, tanto para el paciente como para su entorno.

Descargar

Ana Sánchez Alique y Marta Marcén. Fisioterapeutas

 

Puntúa esta publicación