Este ejercicio comienza desde la posición de tumbados, puedes colocar los brazos a los lados del cuerpo o bien poniendo una mano sobre la otra y apoyando la frente en ellas.

Si resulta complicado mantener esta postura, también puede realizarse el ejercicio sentado en una silla.

¡Comenzamos!

Ver más vídeos

Puntúa esta publicación