El entrenamiento de fuerza en Esclerosis Múltiple va encaminado a evitar la pérdida de la misma ocasionada por la propia enfermedad o el sedentarismo. Ganando fuerza se consigue mejorar el afrontamiento de algunos síntomas, por ejemplo mejorando la capacidad de caminar o reduciendo la fatiga. Puedes leer más en este artículo.

Hoy te traemos un vídeo con una tabla de ejercicios para entrenar la fuerza en personas que no tienen ninguna o escasa alteración de la movilidad y/o equilibrio.

Cómo siempre decimos, son recomendaciones generales y se deben adaptar a la condición y capacidad de cada persona. Si lo necesitas, puedes consultar con profesionales de la actividad física y la fisioterapia para obtener indicaciones de cómo adaptar estos ejercicios a tu situación particular.

Antes de empezar:

  • Consulta a tu neurólogo si los ejercicios de fuerza tienen alguna contraindicación en tu caso particular.
  • No debe aparecer dolor durante el ejercicio; si aparece, no sigas.
  • El número de repeticiones y series variará según tu condición, empieza con poco y ve aumentando según te encuentres mejor.
  • Si no puedes realizar la rutina al completo, divídela a lo largo del día o toma los descansos que necesites.
  • Es recomendable realizar un calentamiento antes de empezar y unos estiramientos al finalizar.

¡Comenzamos!

 

Tabla de ejercicios de la primera rutina:

No te pierdas nuestro próximo post donde subiremos un nuevo vídeo con ejercicios de fuerza para personas que tienen más limitación de la movilidad y/o equilibrio.

 

Entrenamiento diseñado por Carlos Ayán, Dr. en CC. de la Actividad Física y con la colaboración de Rodrigo Rubio y Lorena Fenollar, licenciados en CC. de la Actividad Física y el deporte.

 

Puntúa esta publicación